Inicio Notícias A si fue el Grado 2013

A si fue el Grado 2013

De nuevo tuvo lugar la edición nº 20 del a concentración de “El Grado” organizada por el Ayuntamiento de Secastilla y el Club de vuelo Huesca, que pusieron pasión para organizarla, haciendo que esta concentración  una de las de más solera del país. Nuestro más sincero agradecimiento para la representante del ayuntamiento de Secastilla , Maria Jose Giron, que corre con el mayor peso de la organización, a Fernando Navajas del club Vuelo Huesca,  a Miguel Marqueta y a todas las entidades y personas que han trabajado desinteresadamente en la realización de esta concentración.

Como siempre hubo 2 partes diferenciadas en la modalidad de paramotor (A pie, carro y ULM) y la de parapente.

Este año hubo un poco menos de asistencia pero igualmente la asistencia supero los 80 participantes, de los cuales  unos 60 fueron de parapente y el resto (20 pilotos) de paramotor.

El fin de semana acompaño a las 2 disciplinas, aunque el sábado a medio día se puso una brisa fuerte que limito las personas que volaban. Sin embargo la tarde fue apoteósica con una brisa suave  que duro casi hasta el final del día.

Tandemteam y Alejandro Lores,  tuvieron la oportunidad de dar una charla divulgativa de parapente y paramotor en la población de Graus, en un lugar privilegiado como es el «Espacio Pirineos»

El domingo amaneció con una capa de cirros que provoco que una ladera democrática para todos los niveles, aunque una parte de los pilotos faltaban pues ya se habían marchado a sus casas.
Pero la capa de cirros desapareció hacia las 15 h provocando que la ladera estállese térmicamente, siendo un servidor , el piloto que mas alto subió, alcanzado 1935 m de altura, es decir una ganancia de 1190m sobre la ladera, más que suficiente para haber iniciado la vuelta casa (Castejon de Sos) volando, aunque la imposibilidad para que llevaran el vehículo, desanimo esa iniciativa. Durante más de una hora era difícil bajar, y se subía “por todos los lados”
Estas condiciones premiaron a los últimos pilotos que aguantaron todo el domingo, poniendo un estupendo broche a la concentración.

No podemos dejar de señalar que una de las asignaturas pendientes, la cena del sábado, donde las últimas ediciones no había dejado muy buen sabor de boca, fue más que excelente, el catering corrió a cargo del restaurante Tres caminos (camareros propios y  el que quiso  y pudo repitió), de manera que  comimos como si fuera el ultima día con una muy buena relación calidad precio.

Y es que mezclar una buena atención al piloto con unas buenas condiciones de vuelo, augura a esta concentración una fórmula ganadora junto con una muy buena longevidad.

Hasta la edición XXI!!

Compartir:

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *